¿Cuáles son las partes de un presupuesto exitoso?


La mayor parte de los presupuestos están compuestos por una estructura que se replica en el resto de propuestas.

Y es que definir las partes de un presupuesto te ayuda a tres cosas fundamentales:

  1. Ahorras tiempo a la hora de componer el presupuesto.
  2. Seguir esta estructura te ayudará a cerrar acuerdos.
  3. Construir una relación con el cliente a largo plazo.

Mantener un esqueleto que se repita en el tiempo te ayudará a ejercer una labor educativa sobre tus clientes: sabrán exactamente a qué parte del presupuesto acudir para encontrar lo que buscan. Por consiguiente, el proceso de evaluación y consideración de la propuesta se acelerará notablemente.

¡No te hago esperar más! Sigue leyendo y descubre qué partes son imprescindibles para crear presupuestos ganadores.

Recomendaciones antes de definir una estructura

Antes de desvelar las partes de un presupuesto que no pueden faltar, es importante tener en cuenta ciertas consideraciones.

El primer aspecto a tener en cuenta antes de estructurar el presupuesto es prestar atención a la reunión inicial con el cliente. Este primer encuentro sirve para captar información que de otra manera no obtendrías. Por ejemplo, es posible que la persona que acuda a la reunión sea la que más tarde lea el presupuesto. Así que, atender a estos detalles te dará pistas sobre qué puntos le preocupan e incluso cómo le gustaría que abordases el asunto.

Utilizar una estructura en tus presupuestos acelerará el proceso de evaluación del cliente. Clic para tuitear

Reflejar estas consideraciones en el presupuesto puede ser el punto clave para convencer a tu cliente de contratar tus servicios.

Por otra parte, es importante considerar ciertas técnicas de persuasión para captar la atención de tu cliente. Pero ojo, no pienses que persuadir a alguien significa engañarle. Persuadir es negociar con la otra parte la forma de llegar a un punto u objetivo común.

Recuerda que redactar presupuestos va de escribir historias, es decir, son textos narrativos donde cuentas cómo puedes solucionar el problema de un cliente.

Entonces, ¿qué técnicas de persuasión puedes utilizar para captar la atención de tu cliente?

Para convencer a tu cliente puedes emplear los tres argumentos persuasivos que describió Aristóteles en su obra Retórica: los relativos al ethos, al pathos y al logos.

  • Ethos: son argumentos de carácter afectivo y moral y afectan la honestidad del emisor.
  • Pathos: en este caso son también de carácter afectivo pero competen al receptor del mensaje.
  • Logos: se centran exclusivamente en el mensaje utilizando argumentos lógicos.

Para más información, puedes leer este enlace.

Partes de un presupuesto que no deben faltar en tus plantillas

Debes confeccionar la estructura de tu presupuesto pensado en global, es decir, crear un patrón de presupuesto que puedas reutilizar.

No tienes por qué seguir al pie de la letra esta estructura, porque puedes diseñar otra que te funcione mejor. Nosotros hemos encontrado en esta la mejor forma para conseguir que los clientes recurrentes sepan qué esperar de nuestro trabajo y dónde encontrar aquello que buscan.

Por tanto, esta es la estructura que te proponemos para confeccionar las partes imprescindibles de tus presupuestos:

  • Introducción.
    Un presupuesto necesita una presentación, un punto de partida en el que introduces el presupuesto y lo relaciones con tu solución al problema.
  • Situación actual.
    Esta es la parte donde demuestras que conoces a la perfección la empresa de tu cliente, su sector y los problemas de la industria.
  • Tu solución, recomendaciones o alcance del servicio.
    Tómate tu tiempo en esta sección para dejar bien claro qué medidas vas a tomar para solucionar el problema del cliente. Además, debes de explicar qué beneficios obtendrá y dibujar la situación futura de la empresa tras implementar tus soluciones. En definitiva, realza el valor de tu trabajo pero asegúrate de que no son argumentos vacíos.
  • Tabla de precios.
    Como su propio nombre indica, aquí debes incluir tu propuesta económica.
  • Implementación.
    Deberías incluir un calendario de implementación en el que describir cuánto tiempo te va a llevar llevar cada parte del proyecto y qué personas del equipo van a trabajar en él.
  • Por qué nosotros.
    Proporciona a tu cliente una reseña de quién eres, qué te diferencia de la competencia y por qué tiene que elegirte para solucionar su problema.
  • Condiciones legales.
    Este sección es imprescindible para que todo fluya entre las dos partes. Deja bien claro las condiciones del servicio, qué puntos vas a abordad y cuáles no.

¿Qué estructuras utilizas para redactar tus presupuestos?

Ahora que ya conoces las partes de un presupuesto que nunca deberían faltar en tus propuestas, es posible que te hayas dado cuenta de que ya utilizabas alguna de ellas.

¿Qué estrategias usas para ahorrar tiempo escribiendo presupuestos? ¿Utilizas otras estructuras más eficaces?

¡Deja un comentario con tu experiencia!

Hacer presupuestos nunca ha sido tan fácil

Olvídate de Word o Excel. Quoters te ayuda a transformar digitalmente tu negocio. Pruébalo gratis 15 días.

Pruébalo ya

Sin límites ni tarjeta de crédito.